Salud

Obtén el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu gracias al Tantra

09/04/2010


TantraPara conocer el Tantra, lo primero que hay que hacer es diferenciar entre el concepto Occidental y Oriental del cuerpo, en su todo y sus partes, y de la sexualidad en sus medios y fines.

El Tantra es una filosofía con más de 3.000 años de antigüedad y su nombre básicamente significa "entretejer", "crecer", "elevarse"... y en contra de la mayoría de las filosofías y religiones, acepta el cuerpo como la parte física de nuestro ser, sirviéndose de él sin condicionantes ni prejuicios para conseguir el crecimiento espiritual y, por consiguiente, el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu.

Mientras que en Occidente el fin de la sexualidad es el orgasmo y se canaliza todo en los genitales, en el concepto Oriental la sexualidad es un medio para alcanzar el equilibrio y considera TODO el cuerpo sin darle más importancia a unas partes que a otras, a través del masaje, el vehículo para ello.

El fin no es el orgasmo, más bien se enseña a retrasarlo lo más posible y a conseguir, en el caso del hombre, la retro-eyaculación y el multi-orgasmo. En definitiva, a alargar el placer que produce el proceso y a controlar su final.

Por ejemplo, si te dan un masaje excelente en los pies sentirás un gran placer y sin embargo no estarás practicando sexo. Pues en el Tantra da igual hablar de pies, de cuello o de genitales... Todo es lo mismo y aunque se trabaje la zona anal, genital, etc...el terapeuta NO está practicando sexo contigo, está utilizando el masaje para equilibrar (elevar biológicamente tus endorfinas) tu Yo físico con tu Yo espiritual, creando así un estado positivo y, en consecuencia, de felicidad.

En la terapia se tratará de ir enseñando a tu cuerpo, a tu espíritu y a tu mente a conseguir ese equilibrio y poder aplicarlo a tu vida, tanto a nivel individual como con tu pareja.

El masaje consta básicamente de cuatro fases. La primera es el control mediante la respiración de relajación, básica para la elevación espiritual y el equilibrio. La segunda, el masaje terapéutico que prepara y relaja el cuerpo físico, atendiendo siempre a cualquier problema localizado que pueda existir. La tercera, el masaje sensitivo que prepara tu espíritu y en cuarto lugar, el tratamiento de los "Chakras", que son siete puntos energéticos localizados en zonas de nuestro cuerpo: zona anal, genitales, estómago, pecho, cuello, frente y zona superior de la cabeza.

A través de estos cuatro pasos, con manipulaciones adecuadas y con el tiempo suficiente (varía según cada persona) se consigue el mencionado equilibrio. Así mismo, la terapia ayuda a solucionar problemas psico-sexuales tales como la eyaculación precoz, anaorgasmias, falta de apetito sexual, etc.

-------------------------

Kar Sangó es un profesional terapeuta Tantra titulado con homologación europea, que ofrece sus servicios en un gabinete propio en la ciudad de Valencia. Existe la posibilidad de realizar la terapia a domicilio, si bien la terapia se imparte sobre tatami y no siempre los domicilios particulares reúnen las condiciones necesarias.

Su terapia suele tener una duración de entre 90 y 120 minutos, dependiendo de la sensibilidad del paciente. Comienza con una conversación de 10 o 15 minutos tomando un té o infusión para crear un clima de confianza y aclarar dudas, a parte del tiempo que se emplea en la terapia. Se realiza desnudos, primero por igualar niveles entre el terapeuta y paciente, después porque el masaje tántrico se realiza con todo el cuerpo y por último, no tendría sentido estar practicando una filosofía que iguala cualquier parte del cuerpo y tapáramos (occidentalmente hablando) alguna como símbolo de vergüenza o pudor.

Para más información: sangoterapeuta@hotmail.com


Comparte esto en tu Facebook