Dos activistas de Honduras visitan Valencia
para hablar de situación de las minorías sexuales en su país

El Col·lectiu Lambda organiza, con la colaboración de Amnistía Internacional, una charla-coloquio esta tarde a las 20 horas en su sede de la calle Vivons.

Donny Reyes y Lezdeny Almendarez son miembros de la asociación Arco Iris de Honduras. Donny Reyes fue detenido arbitrariamente y agredido el 18 de marzo de 2007. Activistas de la asociación Arco Iris sufren acoso por su labor en defensa de los derechos humanos de las minorías sexuales.


08/07/2008. Informa: Lambda


 

El Col·lectiu Lambda de lesbianes, gais, transsexuals i bisexuals organiza hoy una charla-coloquio con los activistas por los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales en Honduras Donny Reyes y Lezdeny Almendarez . La visita de ambos es posible gracias a la colaboración de Amnistía Internacional.

Donny Reyes , tesorero de la Asociación Arcoiris , organización hondureña de defensa de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexaules, fue detenido arbitrariamente el 18 de marzo de 2007. Según informes recabados por Amnistía Internacional, seis agentes de policía le dieron el alto cuando salía con una colega de las oficinas de la asociación en Tegucigalpa, capital de Honduras, y le pidieron sus documentos de identidad. Aunque los mostró, los agentes le obligaron a que subiera al vehículo policial, tras haberle golpeado.

A continuación lo llevaron a la comisaría de Comayagüela y allí el agente que lo metió en la celda anunció a los demás detenidos: “Miren, aquí les traigo a una princesita, ya saben lo que tienen que hacer”. Donny Reyes contó a Amnistía Internacional que los otros detenidos entendieron estas palabras como una señal para golpearlo y violarlo repetidas veces. Donny Reyes quedó en libertad al cabo de seis horas y media, cuando accedió a pagar 200 lempiras (unos 10 dólares).

Tres días después, denunció lo ocurrido ante el Ministerio Público y ante un alto cargo de la policía. También se sometió a un examen forense para que quedara constancia de las heridas que había sufrido. No ha habido avances en las investigaciones de la detención arbitraria y posteriores agresiones contra Donny Reyes. Sin embargo, desde entonces, la policía parece haber intentado intimidarle tanto a él como a la asociación para la que trabaja.

Lezdeny Almendarez es coordinadora del grupo de trabajo lésbico y bisexual de la Asociación Arcoiris así como responsable de Asesoramiento y Acompañamiento en cuestiones sobre explusión del hogar, abusos, amenazas, etc. del colectivo LGBT.

Lezdeny fue expulsada de su hogar a la edad de 18 años, tras ser víctima de violencia en el ámbito familiar y entró a formar parte de la Asociación Arcoiris en 2004. Ese mismo año fue detenida por la policía, quien la encerró en una sala a oscuras al identificarse como lesbiana. Durante su detención, sufrió hostigamiento y amenazas, llegando al punto de ofrecerle la libertad a cambio de favores sexuales.

Desde que ocupa el cargo de coordinadora del grupo lésbico y bisexual de Arcoiris , ofrece a personas en su misma situación el asesoramiento necesario sobre abusos y amenazas con contenido homófobo. Por este motivo, ella misma ha sido objeto de continuo hostigamiento.

La Asociación Arcoiris proporciona formación a defensores y defensoras de derechos humanos sobre cuestiones de orientación sexual, identidad de género y prevención del VIH/sida. Desde que se fundó en 2003, ha sido objeto de repetidos actos de intimidación y ataques, incluso el director de la organización en 2006, José Richard Figueroa se vio obligado a abandonar Honduras por su propia seguridad. En 2007 tuvieron que cambiar de sede ante la intimidación continua por parte de la policía que permanentemente mantenía coches patrulla frente a la puerta de la organización. Según ONG locales, unas 200 personas LGBT fueron asesinadas en Honduras entre 1991 y 2003. Pocos de estos homicidios se han registrado oficialmente como crímenes de odio y aún son menos los que han sido investigados o aquellos cuyos responsables han comparecido ante la justicia.

Amnistía Internacional ha puesto en marcha una ciberacción en www.actuaconamnistia.org para pedir a las autoridades hondureñas que se realice una investigación exhaustiva sobre las agresiones sufridas por Donny Reyes y el acoso que están sufriendo los miembros de la organización Arcoiris, que sus resultados sean públicos y se lleve a los responsables ante la justicia, además de pedir al Gobierno de Honduras que garantice la protección de los derechos de las personas del colectivo LGBT.