Música: Reportajes

Martin Solveig @ La Indiana [03/02/06]

Por Dj Markus

< Volver

El pasado viernes 3 de febrero nos visitaba uno de los grandes en la escena del House, Martin Solveig. Este francés de 28 años ya ha producido algunos de los temas más pinchados a nivel mundial.

La sesión en general fue bastante tranquila y comercial, había bastante gente para ser un viernes y empezando con el repaso de temas... uno de los primeros en sonar fue “Jelousy”, su ultima producción, la cual había que promocionar. A la gente le encantaba, parecía que solo habían ido por escuchar ese tema, no paraban de dar saltos y de “cantar” si es que se puede decir así (jeje). Después de algunas canciones “ochenteras”, como algún remix de Michael Jackson y canciones con un sonido parecido al de la época, metió un remix del “Song Two” de Blur lo que logro que la gente se volviese loca... todos con las manos arriba, dando saltos y gritando “Who Hoooo...” fue un momento muy divertido.

Cuando ya serian las cuatro y media, empezó a colar un poquito de Electro-House entre los temas comerciales, los temas no eran muy actuales, aunque sí eran de calidad y resultones, entre ellos el remix de Tiga del “Washing up”, el remix de Trentemoller del “Du what u du” y el remix de Fuzzy Hair del “Right about now”. Al poner este último, se le paró el CD en pleno subidón y tras unos segundos de silencio, lo arreglo de manera que parecía parte de la canción. Después de intentarlo con el electro y ver que la pista se quedaba vacía, pinchó dos de sus producciones, esta vez le tocaba a “Everybody”, tema del pasado verano que aun suena en los mejores locales y su remix del “Most precious love”, original de Blaze y Barbara Tucker, del que se puede decir lo mismo que del anterior... tema del verano pasado que aún hace bailar.

Con la pista llena de nuevo, metió el tan de moda “Love Generation” de Bob Sinclair. De nuevo todos se volvieron locos (el tema ya cansa un poco ¿eh?). Y para terminar... uno de los últimos temas en sonar fue su remix de “Madan” original de Salif Keita, que volvió a provocar saltos y gritos.

Solveig estuvo muy bien, supo adaptarse al público que tenía y hacerle bailar, que es lo importante al fin y al cabo. Se echó de menos algún promo y el típico material exclusivo que suelen tener los grandes, aunque el público se conformó con escuchar las canciones del anuncio y las que ponen últimamente en la radio.

Links de interés:

www.martinsolveig.com