Erotismo

El maravilloso mundo de los juguetitos de sex-shop (3ª parte)


01/05/2009. Por Ramón Fenoll (Exzess Sex-shop Elche)


Volviendo a los maravillosos artículos para el disfrute del sexo vamos a exponeros algunos de ellos, que aún conocidos visualmente mucha gente no sabe muy bien cual es su función exacta y su correcta utilización.

Leather CockringMuchos de nosotros hemos visto en alguna película porno o a algún chulazo haciendo un striptease que lleva puesto una gomita alrededor de sus gráciles partes íntimas. Pues bien, a ese anillo se le llama Cockring. Su función es la de retener mediante presión la sangre en estas partes con la intención de que el pene se ponga más duro y parezca por consiguiente más grande, dando una sensación de control y poder absoluto sobre éste. Se suele utilizar cuando hay algún problemilla de erección, para recoger los testículos cuando éstos tienden a meterse hacia adentro del cuerpo o por simple estética.

Puedes encontrar cockrings de varios materiales, pero los mejores son los de goma, que tienen varias medidas que van desde los 40 a los 60 milímetros de diámetro. Es recomendable utilizar siempre una medida que no oprima demasiado, ya que no es nada bueno que apriete hasta que quede como una berenjena madura. Con que oprima un poco es suficiente. Luego los hay de cuero, que son regulables ya sea por medio de tachuelas u otro sistema. Personalmente estos son los mejores ya que uno puede regularlo cuanto quiera las veces que quiera, porque dependiendo del momento puedes necesitar que esté más o menos apretadito.

En el mercado encontrarás además infinidad de tipos de cockrings: dobles, triples, para el pene solamente, etc. Para los principiantes recomiendo los sencillos, en especial los regulables de cuero. Para los entendidos en el asunto... ¿qué os voy a contar yo?

Otro artículo que suele despertar curiosidad y el cual recomiendo encarecidamente son las duchas anales o los enemas. Ambos sirven para hacer lavados rectales y dejarte divino para la ocasión, porque no es nada agradable penetrar o ser penetrado y encontrarte con algún tropezón de la comida anterior.

El más efectivo es la ducha anal, que consiste en un tubito con o sin forma de pene que al introducirlo dentro del ano suelta decenas de chorritos de agua que limpian el recto en profundidad y con unos resultados impresionantes. Este tubito va conectado junto con una manguerita a la ducha, con lo cual evitas el coñazo del lavado típico con el enema, que tienes que hacer posturas imposibles, yendo y viniendo al water y ensuciándolo todo asquerosamente. Así que, para los que no queráis dar sorpresitas incómodas lo mejor es una duchita rectal y hala, la más pulcra del barrio.


----------------------------


Puedes adquirir todos los artículos recomendados en:

Exzess Sex Shop
C/ San Isidro, 21 (detrás de la Universidad CEU, antiguas Carmelitas)
Tel. 966 61 40 30