Erotismo

El maravilloso mundo de los juguetitos de sex-shop (1ª parte)

21/05/2007 Por Ramón Fenoll


Preservativos

Parece mentira que a estas alturas la gente sea tan estrecha de mente en cuanto al sexo se refiere. Sigue existiendo demasiados prejuicios y tabúes al respecto. No hay más que escuchar la típica conversación mariquil sobre la idea machista-negativa del pasivo y lo machote y dominante del activo. O, sino, cuando expones a los siete vientos con pelos y señales, el último polvazo que echaste. La mayoría se ruboriza y lo primero que le viene a la lengua es: ¡Y qué marrana eres! (eso sin contar filias tales como lluvias doradas, blancas y cagaleras varias. Ahí ya se monta la de San Quintín).

Y lo que más asombra, y sobre ese tema hablaremos ahora, es lo increiblemente desconocido que resulta el maravilloso mundo de los artículos de sex-shop: consoladores, arneses, cock rings, butt plugs, etc.

Lo primero que a uno le viene a la cabeza es que sólo utilizan estos artículos parejas desesperadamente monótonas, individuos solitarios con mentalidades viciosas… ¡nada más lejos de la realidad! Normalmente, aquellas personas cuya mentalidad está abierta al disfrute máximo de la sexualidad son las que recurren a este tipo de artículos. ¿Os imagináis triplicar vuestro placer? Pues bien, a lo largo de varios capítulos os daré un anticipo sobre ciertos aparatitos que os volverán los ojos como a la niña del exorcista.

En primer lugar y empezando por lo supuestamente más light, tenemos los lubricantes.

-Por favor, ¿me da un tarro de vaselina?

¿VASELINA? ¡Habráse visto marica más antigua! Por el amor de Dios, ¿es que la última película que viste fue “A la caza” o es que eres supermegafan de los Village People?

La vaselina, ese tarrito rosa que nuestras madres se compraban para endurecerse las uñas no sirve para lubricar ningún orificio, es más, es fatal para el látex, si es que se utiliza condón y, si no se utiliza, su lubricidad es prácticamente nula (agarra demasiado).

Así que debéis pedir siempre lubricante. Ahora bien, variedades hay mil, pero principalmente te encontrarás con estos tipos:

  • Lubricante con base hidrosoluble (neutro o con sabores) compatible con el preservativo y cuya lubricidad es fantástica siempre y cuando lleve poca glicerina.¡Atención a esto! que no te vendan gato por liebre.
  • Lubricante ultradilatador, ayuda bastante en aquellos casos donde la penetración es dolorosa.
  • Lubricante con base grasosa. Incompatible con el preservativo pero fantástico para fist fucking (meter puño y antebrazo en la cavidad rectal) o introducción de dildos de tamaños considerables.
  • Ah, se me olvidaba, y muy recomendable para aquellos que desean una sensación extra utilizar lubricante calorífico.

Luego, para aquellos que les encanta los juegos preliminares ¿qué mejor que un buen aceitito afrodisíaco, un chocolate corporal comestible, unos polvillos o cremas de sabores? La imaginación es imprescindible para gozar del sexo. ¡Cuantísima aburrida hay por el mundo, Dios mío!

Si hablamos de condones, que sepáis que no solo están los de toda la vida, como les digo yo, si no que podéis encontrar por ejemplo:

  • Para aquellos que os queda el condón como una butifarra a punto de reventar, que sepáis que hay distintos tamaños en diámetro y longitud. Y bueno, para los que les hacen ula-hop, también hay tamaños pequeños.
  • Para aquellos que queréis sentir más, están los condones extrafinos (utilizad bastante lubricante, para que no se rompan) y los de poliuretano. Éstos últimos se suelen utilizar cuando uno es alérgico al látex, pero también cuando quieres no notar prácticamente que llevas condón… ¡son una pasada!
  • Para aquellos que queréis que os estimulen más, tenéis los condones estriados y punteados.
  • Para aquellos que queréis darle un toque de fantasía al asunto, los condones con sabores y olores. Cuidado con los que tienen formas de animales, objetos volantes no identificados y utensilios culinarios, no son seguros.
  • Para aquellos nostálgicos de los juguetitos de antaño: los condones fluorescentes. ¿Quién no ha dormido con un gusiluz entre sus bracitos de pequeña?

Marcas de condones segurísimas y muy recomendables son: World Best, RFSU y Prime.

En el próximo artículo os hablaré de ciertos aparatitos, algo más sofísticados, que seguro os interesará una cosa mala...

----------------------------


Ah, y para cualquier consulta, ya sabéis, aquí estoy:

Exzess Sex Shop
Replaceta de l'Espart, 10 (junto parking Gran Teatro) ELCHE
Tel. 966 61 40 30