Cultura

El nuevo Premio Bancaja de escultura
nos cuenta mentiras

Por Santi. Valencia

< Volver

Raíces que salen de los edificios, lienzos en los que se incrusta la madera, clavos oxidados que sirven de juntas a formas orgánicas. La obra de Álvaro Tamarit ofrece un collage de materiales muy rico entre los que la pintura parece ser sólo un añadido. Juega con las texturas de la madera y el metal, adorna las figuras con esponjas, crea relieves con capas superpuestas de lienzo y papel.

La obra se centra sobre todo en los edificios urbanos, a los que Álvaro dota de formas muy arborescentes, de raíces y ramas. No se sabe si al hormigón le han crecido estos intrusos o si los edificios eran ya árboles a los que el ser humano ha dotado de formas geométricas para así poder habitarlos. Estas piezas recuerdan a los proyectos urbanísticos de Hundertwasser, artista austriaco que abogaba por la integración de la naturaleza en los edificios y ciudades, y a las corrientes italianas del arte povera , en las que se utilizaban materiales de origen humilde, naturales, cuyos procesos de deterioro y descomposición formaban parte de la vida de la obra.

También podemos disfrutar de escenas espaciales construidas con cajones, esponjas, clavos y chapas, o lienzos de gran tamaño con los temas que le preocupan: la ecología, la relación que establecemos con nuestro entorno, las posibilidades de comunicación entre las diferentes partes del planeta…

Álvaro acaba de ganar el premio Bancaixa de escultura, así que está de enhorabuena. La carrera de este joven artista recibe así un buen empujón para ascender puestos en el ránking artístico, siempre frágil e imprevisible. Mecenas, compradores, inversores de arte y demás fauna: recibid a una nueva promesa.

 

-------------

Se puede visitar la exposición de Álvaro Tamarit en:

A contar mentiras
C/ Leonor Jovaní, 12 b (Valencia-Benimaclet)
www.acontarmentiras.com


Fechas: hasta el 25 de junio.

Horario: todas las tardes, de 17:30 a 22:00 horas